diacritica.net

tecnología + sociedad

De vuelta de FOSDEM 2009 —

Este fin de semana pasado Angela y yo estuvimos en el congreso europeo de desarrolladores de software  libre, FOSDEM. Se celebraba, como todos los años, en la Universidad Libre de Bruselas.

Al contrario que otros congresos, éste apenas tiene presencia institucional o empresarial y todo lo llenan los propios desarrolladores o proyectos libres.

El viernes cogimos un vuelo a las 20.00h de Barajas y llegamos con algo de retraso. En la Estación Central de Bruselas decidimos continuar el resto de camino a pie, pensando que el hotel estaba cerca. Efectivamente, lo estaba, pero no por el camino sinuoso que elegimos. Esperamos que el simpático nerd sueco que nos encontramos en el tren desde el aeropuerto se diera cuenta a tiempo de nuestras indicaciones erróneas (lo cierto es que no lo volvimos a ver… nunca más).

El hotel era un cuatro estrellas de mentira. O eso, o en Bruselas tienen los estándares por los suelos. Estaba bien pero he visto tres estrellas españoles muchísimo mejores. En cualquier caso, sólo servía para dormir y estaba cerca de la Grande Place.

El sábado nos dirigimos en taxi a la ULB tras algunas dudas sobre la precisión de las indicaciones del hotel. Ahí, por cierto, comencé a desempolvar mi francés. Al llegar nos unimos a la riada de geeks/nerds que se dirigían a un edificio de la ULB dentro del campus. Aquello estaba hasta los topes y las zonas de paso eran demasiado estrechas así que nos fuimos a la charla inaugural “Free. Open. Future?” de Mark Surman (Mozilla). De las tipo inspiradoras, ya sabéis.

Posteriormente, y sin tanto agobio, realizamos nuestra donación y canjeamos nuestros vales por libros de referencia de bolsillo de O’Reilly. Dos clásicos revisados, el de Apache 2 y el de MySQL 5. Nos dimos una vuelta por los stands y llegó el momento de que comenzara la primera sesión del Tour de las Esposas al que Angela se había apuntado. Ahora se arrepentía un poco porque iba a coincidir con dos charlas interesantes sobre KDE 4.2 y Amarok 2 pero no parecía muy educado escapar cuando hacía días que no quedaban plazas para el tour.

El tour, me comentó Angela después, consistía en un paseo a pie por la zona central de Bruselas con un guía voluntario “bohemio pobre” y le confirmó que Bruselas había conocido tiempos mejores en lo que a belleza arquitectónica se refería.

Por mi parte, esa tarde la empleé en la sala XMPP/Jabber y en la sala OpenOffice. Acerté claramente en las dos. De la primera me quedo con las enormes posibilidades (y realidades) que ofrece XMPP para comunicación entre dispositivos, geolocalización y redes sociales. De la segunda, me gustó hablar en persona con los ingenieros de Novell en Alemania que nos dan soporte técnico muy cualificado con OpenOffice.

Tras volver al hotel, fuimos a cenar con una persona de un cliente bastante importante y su mujer. Fue muy agradable (excelente recomendación la que llevaban anotada) y acabamos tomando unas cervezas OLVAR bastante… potentes.

El domingo dedicamos las primeras horas a patear un poco la ciudad y comprar algo de chocolate (gue edtá bashtande mien). Al llegar luego a la ULB, compramos alguna camisetita, algún pin, alguna pegatina, esas cosas… ah, y dos libros de O’Reilly sobre Javascript y Perfomance Testing. Nos dedicamos a las lightning talks y nos gustó bastante la de FreedroidRPG. También me interesaba la de pyroom pero como anécodta porque es un editor que uso desde hace tiempo para tomar notas. Ni que decir tiene que tomaba notas de esa charla con el propio pyroom en mi Dell Mini 9.

Tras estas minicharlas intentamos entrar en una muy prometedora de Mozilla y sistemas embebidos pero el conferenciante estaba midiendo mal su tiempo (también daba la anterior) y terminamos por cansarnos de estar de pie aguardando el intermedio.

En general notamos la presencia de muchas nacionalidades, bastantes españoles, y una orientación fuertemente desarrolladora. Creo que es la primera convención a la que asisto en la que realmente todo va de programar, programar, programar. Una gozada cuando buscas un respiro de otras más comerciales. Para que me entendáis bien, es que había salas habilitadas sólo para programar en una determinada tecnología. No era mi intención participar en ellas  (y no había, sorprendentemente, ninguna en python) pero sumaba bastante a la atmósfera “pura”. Volvimos en un avión a las 19.15h.

Mi intención es volver el año que viene, sin duda. En total te puede salir el viaje por menos de 400€ una persona sin mirar mucho el dinero.

No eché en falta a los gurús mundiales como Stallman, Perens, de Icaza, Torvalds, etc. FOSDEM no los necesita. Aunque, eso sí, me hubiera gustado volver a tomar una cervecita con Aaron Seigo.


Categorised as: Eventos | Software | Viajes



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *