diacritica.net

tecnología + sociedad

Maquinitas Game&Watch —

Recuerdo que el mes pasado hablaba con una amiga sobre el hecho de que pertenecíamos a la Generación X. Ella tenía una idea completamente diferente pero aunque hay debate sobre cuándo comienzan o cuándo terminan las fronteras anuales de esta Gen X, es claro que los nacidos a finales de los 70 se encuentran sin duda en esta categoría.

Como muchas categorías, tiene algo de caprichosa y vaga, pero volví a pensar en ella cuando decidí escribir una entrada sobre un “fenómeno” que tuvo lugar en los años 80, durante la adolescencia de buena parte de esta Generación X, las maquinitas Game & Watch de Nintendo (otros elementos de mi idea de lo que es Gen X serían: mercado creciente de literatura fantástica, Star Wars, recreativas de 25 pta, juegos de rol, walkman, amstrad, canicas y gameboy, o buscador altavista).

Gunpei Yokoi, el padre de la criatura, tuvo la genial idea de crear estos juegos electrónicos tras ver a un hombre de negocios japonés jugar con su calculadora en un aburrido viaje en tren.
De hecho, la tecnología de las primeras Game&Watch es exactamente la misma que la de las calculadoras LCD y en parte determina lo que pueden dar de sí en términos de jugabilidad y complejidad (los segmentos “palito” de las calculadoras, usados para formar los números en pantalla, se convirtieron en grafismos en las Game&Watch).

La primera maquinita se vendió en 1980 y se titulaba “Ball”.

Nintendo Game&Watch Ball NGW-001, 30th Anniversary edition (front)

El mecanismo era muy sencillo. Un personaje “Mr Game&Watch” estático salvo por sus dos brazos, debía hacer malabarismos con varias bolas y evitar que se cayeran al suelo. Los botones rojos de control movían hacia la derecha o la izquierda una configuración determinada de estos brazos. Disponía de dos tipos de juegos, el “Game A”, fácil, y el “Game B”, más difícil. Por último, el botón de “Time” mostraba la hora y daba así sentido al título “Game&Watch” de la colección.

En la foto anterior, muestro la edición del 30 aniversario (1980-2010) que no se puso a la venta pero que se podía conseguir mediante la pertenencia al Club Nintendo. Salvo porque la parte trasera muestra una referencia de producto y un “Made in China”, ambas versiones son prácticamente indistinguibles. De hecho, se buscaron los esquemas originales para reproducir con exactitud tanto el exterior como la electrónica interna.

Yo nunca jugué a esta maquinita ni a la mayoría de las Game&watch. Calculo que entre las que me regalaron y las que jugué de prestado en el recreo del colegio o la ruta en autobús de vuelta a casa, he tenido en mis manos unas 12 diferentes de las 60 que componen la serie completa.

Mucha gente desconoce la enorme variedad que alcanzaron estas maquinitas. Incluso para la gente que las conoció en su momento, tenderán a recordar la Donkey Kong, Donkey Kong 2 (doble pantalla), Octopus o Fire, entre otras. Todas ellas comparten la misma tecnología LCD característica pero hubo otras subseries como la Micro Vs. System, la Panorama, la Tabletop o la Crystal Screen, mucho más raras de ver en los círculos adolescentes de mediados de los 80.

Pondré un ejemplo. Siempre he recordado tres maquinitas, ninguna propiedad mía, de aquella época. Me impactaron profundamente y me hacían envidiar a sus afortunados poseedores.
Una de ellas era la Donkey Kong Jr, de la serie Tabletop, con la que jugaba cuando visitaba a mi vecino Dani del 2ºB de mi bloque en Las Rozas. Otra era la Spitball Sparky, de la serie Super Color, asombrosamente parecido a uno de mis juegos favoritos en el atari 2600 de mi tío Pablo, el Arkanoid, del amigo de clase Miguel. Finalmente, estaba la espectacular Climber, de la serie Crystal Screen, que tenía la pantalla transparente y podías ser espectador delante del jugador, también de mi amigo Miguel.

Pues bien, no fue hasta hace unos meses cuando me di cuenta, al comenzar mi colección Game&Watch, de que formaban parte de esta misma familia. Me sorprendió bastante pero todo cobró sentido cuando indagué más y más en la historia de estas maquinitas, de los esfuerzos de otras marcas de juguetes por sacar sus versiones y del mercado de copias clónicas (sobre todo en Rusia). La calidad de estas tres maquinitas era muy alta y prácticamente sólo Nintendo pudo haber sido capaz de sacar esos modelos en aquellos años.

Y sí, como acabo de decir, decidí comenzar mi colección personal de Game&Watch. Naturalmente, jugué a maquinitas de otras marcas (que ya ni recuerdo) o incluso a relojes-maquinita de Casio como éstos dos: Egg Panic y Car Race y no dudaré en adquirilos si me los encuentro, pero imaginando una colección que empieza y acaba de forma clara, la mejor apuesta es Nintendo Game&Watch.

Como es lógico, la forma de encontrar estas maquinitas es 99% eBay, pero aún hay amigos que pueden guardar en alguna caja del trastero estas preciosidades.

En cuanto a su valor, depende enormemente del estado de conservación y del número que se vendió en su día (aparte de otros factores como errores de imprenta o ediciones especiales).

No he hecho cálculos precisos, pero la colección completa con sus cajas, instrucciones, pilas originales, etc en estado absolutamente nuevo (sin abrir) o casi nuevo, puede estar valorada en unos 25.000€. Sin embargo, la misma colección en su variante “la maquinita tal cual”, con algún rayajo pero conservando la tapa de las pilas y la pantalla LCD en buen estado, no creo que exceda los 4.000€ (y sería bastante menos si no fuera por tres o cuatro modelos muy raros). En medio está el término CIB (complete in box) que es la maquinita y la caja con sus componentes pero en un estado algo deteriorado. En ocasiones, si la maquinita en sí tiene buen aspecto, puede ser una excelente opción.

Yo me lo tomo con calma porque en eBay es fácil caer en compras compulsivas. Me centro sobre todo en que la maquinita en sí esté impecable aunque no renuncio a pequeños desperfectos. Tengo sólo 6 de momento (de las 60) y he creado un pequeño álbum de fotos en mi cuenta de Flickr en donde también incluyo alguna versión curiosa.

Las que en estos momentos más me interesan no son necesariamente las más raras, sino aquéllas a las que jugué y de las que tengo un recuerdo nostálgico más claro.

  • Climber (Crystal Screen o la variante New Wide Screen)
  • Spitball Sparky (Super Color)
  • Squish (Multi screen)
  • Mickey & Donald (Multi screen)
  • Donkey Kong Jr. (Tabletop)

En cuanto a la jugabilidad tras más de veinte años, creo que tiene un punto de frustración por lo limitado de los movimientos y que ciertas combinaciones de “muevo y salto” de la era PC o consolas portátiles no son aplicables aquí. Sin embargo, hay algunas maquinitas de Game&Watch que siguen teniendo un punto de adicción (las que tuvieron más éxito entonces, no por casualidad) y pueden ser un “adminículo” (palabro de Angela) de toque retro para jugar en el transporte público aunque reconozco que esperaré a tener dos ejemplares de una de las maquinitas para arriesgarme a llevarla en la mochila.

ELECTRONIKA Game&Watch clone Mickey Mouse (Russian market) (front)

Dicho esto ¿recuerdas alguna maquinita en especial de aquella época y que ahora te ha venido a la mente?


Categorised as: Uncategorized


13 Comments

  1. Luiyo dice:

    ¿Ya llevas seis? No va mal la cosa…

  2. setoide dice:

    Que buenos recuerdos, yo tenía una de un tipo con una bandeja o escudo y de unos ninjas que intentaban pasar al otro lado saltando sobre este. Mis primos tenían la de Donkey Kong que era mucho más divertida… al tiempo ya llegó la Game Boy. De esos tiempos ya no me queda nada, sólo el MSX. Grandes recuerdos sí señor.

  3. Finduriel dice:

    Yo tengo dos en casa que aún funcionan. En una , un niño tiene que recuperar una llave y entrar en casa cuando la puerta esté abierta. En otra, hay que recoger un fruto y meterlo en una cesta.
    Legendaria fue una que me trajeron los reyes, para DOS JUGADORES, donde dos pizzeros tenían que ir subiendo pizzas por los diferentes túneles del horno (pasándoselas el uno al otro) para arrojarlas a un montón.
    Partidas de toda una tarde, mano a mano… y en la de la llave, en los niveles más difíciles, aparecía un águila que te la podía robar.
    Cuando volvamos a quedar, te enseño las dos que funcionan.

  4. Luiyo dice:

    Pablo no querrá verlas (que también), querrá comprarlas

  5. admin dice:

    Me interesan si son Game&watch y las que comenta Findûriel no me suenan.
    La de los pizzeros ¿no será ésta?

    Es para un jugador en realidad. Otra cosa es que admita compartirla 🙂

  6. finduriel dice:

    Pablet, no se ve el link a la maquinita que me dices 🙂

  7. Pablo dice:

    Ten fe y pasa el ratón por encima de la palabra “ésta”. Problema serio de usabilidad, lo sé.

  8. finduriel dice:

    No, pero se parece mucho. En la mía, las pizzas eran redondas e iban rodando. Y no había camión.
    Pero el formato es muy parecido.

    Perdón por el otro comentario, no estoy muy acostumbrada a que la gente sepa hipervincular.

  9. Aldo dice:

    Son una belleza esas maquinitas, estan echas con tanto cariño, yo solo tengo dos una q me encantaba de niño el Donkey Kong Jr. y una japonesa de Robotech que es bien rara, despues de lo que soy fanatico son los relojes, de los cuales solo tengo 8, pero no de Casio, los que tengo son de Nelsonic y Grandstand o Tiger, pero esos son bonitos porque hay desde soccer hasta Batman, los que tengo estan GIJOE, Batman, Double Dragon, Zelda, Donkey Kong, Altered Beast, Castlevania 2 y Soccer, son chidos.

  10. Derrilyn dice:

    aaaaaww

    yo tenía una de color rojo y con forma romboidal que parecía sacada de una serie de ciencia ficción de las de antes 😉 Era multijuego pero no tenía gráficos. La pantalla era monocolor y como las calculadoras antiguas tenía palitroques y bolitas que se marcaban en luz roja o se apagaban. Digamos que la pantalla estaba dividida en una cuadrícula formada por palitroques y en cada hueco central había una bolita.
    Los juegos eran de puzzle o estrategia. Habitualmente había que desplazar la bolita por los caminos enmarcados por los palitroques (como el muñequillo del rogue pero con bombillitas)
    Creo que tenía una rueda para controlar el volumen del juego )nada de música) y en negro los 4 pulsadores de dirección.
    El año podría ser del 82-85 tal vez anterior, preguntaré en casa
    La siguiente que tuve fue la primera gameboy nintendo handheld de cartuchos intercambiables que me trajomi padre de eeuu

  11. Derrilyn dice:

    ah, la encontré. Dejo el enlace:
    http://www.handheldmuseum.com/ParkerBros/Split.htm
    Debía ser harto pequeña porque en la descripción anterior confundí el color de los pulsadores con otra que tuve:)

  12. Mac dice:

    ¿En cuanto puede estar valorada hoy una Donkey Kong II en perfecto estado?
    Tengo una desde 1985 y me gustaría saber en cuanto podría venderla.
    Agradecería que alguien pudira darme algo de información.

  13. Pablo dice:

    Hola.

    Pues depende mucho. Hay tres categorías:

    * La maquinita SOLA
    * La maquinita con caja, instrucciones, etc pero USADA
    * La maquinita sin estrenar

    Entiendo que tu caso es el primero y entonces la clave es su estado. Esa maquinita se vendió una barbaridad así que hay muchas circulando. Calcula entre 20-40€.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *